AISLAR O REPARAR EL AISLAMIENTO EN CONDUCCIONES

Inversión: baja Retorno: 0-1 año

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA

Otra medida de ahorro energético de relativamente sencilla aplicación y con interesantes resultados, es el aislamiento térmico de equipos y conducciones por las que circulan fluidos calientes (o fríos, en refrigeración) procedentes de los equipos de generación térmica en instalaciones de calefacción, agua caliente sanitaria y climatización. De esta manera se consigue evitar las pérdidas de calor útil al ambiente, cuando no es deseable.

Además de las conducciones, debe tenerse en cuenta el aislamiento de los accesorios hidráulicos, como válvulas, etc.

MEJORAS CONSEGUIDAS

El ahorro energético conseguido dependerá del diámetro de la tubería, de la temperatura del fluido transportado y del número de horas de operación. Como ejemplo, en una red de tuberías por las que solo circula fluido caliente durante la época de calefacción, con un diámetro de 50 mm y una temperatura de 70ºC, un correcto aislamiento puede conducir a los siguientes ahorros:

  • En supermercados: entre 10-15 m3 de gas por metro de tubería y año
  • En oficinas y otros comercios: entre 15-20 m3 de gas por metro de tubería y año.