APLICAR DISPOSITIVOS DE AHORRO DE AGUA

Inversión: baja (aprox. 1 – 20 euros) Retorno: pocos meses

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA

Existen distintos dispositivos sencillos que se instalan fácilmente en grifos y duchas para disminuir su consumo de agua, sin que el confort de los usuarios se vea afectado. Por ejemplo los aireadores o perlizadores, que mezclan aire con el agua, reduciendo el consumo de agua para un caudal dado, u otros sistemas que limitan la apertura del mando al máximo y con ello su caudal.

Además de contribuir al ahorro de agua, cuando se trata de consumo de agua caliente, dará lugar además a proporcionales niveles de ahorro en la energía utilizada para dicho calentamiento.

Otra medida que requiere una mayor inversión, aplicable principalmente para edificios nuevos, es la instalación de un depósito de recuperación de aguas grises (grifos y ducha por ejemplo, así como otras aguas domésticas procedentes de la limpieza) para su uso en cisternas.

MEJORAS CONSEGUIDAS

Estas soluciones pueden traer consigo ahorros de agua del 50%, incluso mayores, dependiendo del tipo de grifo existente y del uso previo, así como del elemento instalado.