CALDERAS DE CONDENSACIÓN EFICIENTES

Inversión: alta Retorno: 2-5 años

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA

Las calderas de condensación utilizan menos energía que las calderas convencionales para producir el mismo calor. En una caldera convencional, se producen unas relativamente grandes pérdidas de calor debido a:

  • Gases de combustión: en una caldera convencional, la temperatura de los humos es de aproximadamente 200ºC, mientras que en una caldera de condensación, puede estar incluso por debajo de 50º. Con ello se consigue un mayor aprovechamiento de la energía que desprende el combustible y que se va con los humos de combustión.
  • Radiación de calor: las calderas convencionales pueden presentar un aislamiento deficiente en determinadas partes, que frecuentemente pueden alcanzar el 5%, frente al menos de un 0,5% en calderas eficientes como las de condensación.
  • También en el momento de encendido, las calderas eficientes tienen una menor inercia térmica, por lo que se necesita menos energía para calentar la propia caldera, por lo que rápidamente el calor liberado del combustible se utiliza para calentar el agua.

MEJORAS CONSEGUIDAS

Los ahorros energéticos dependerán del estado de la caldera convencional a sustituir, pero pueden alcanzar fácilmente de media entre 10-15% del consumo anual de gas.