INSTALACIÓN DE VIDRIOS AISLANTES Y BAJO EMISIVOS

Inversión: media-alta Retorno: 6-10 años

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA

La instalación de cerramientos con vidrios aislantes reduce las pérdidas de calor y las infiltraciones de aire. La sustitución de vidrios simples por doble o incluso triple vidrio es una medida que conducirá a una notable reducción del consumo en climatización en el edificio. Además del ahorro energético, también se logran importantes mejoras en el aislamiento acústico y en la resistencia al impacto.

Estos cerramientos contienen dos (o tres) vidrios y una (o dos) cámaras de aire que pueden contener gas inerte, lo que aumenta sus propiedades aislantes. Adicionalmente, pueden aplicarse sobre la superficie del vidrio determinados filtros o films llamados “bajo emisivos” que inciden en un todavía mayor aislamiento, impidiendo las pérdidas energéticas (calefacción y aire acondicionado) del interior al exterior de la estancia.

Además del vidrio, el marco en el que están instalados es de gran importancia, debiendo contar éste con rotura de puente térmico y estar bien sellado, para evitar infiltraciones de aire.

MEJORAS CONSEGUIDAS

La sustitución de los cerramientos por otros con propiedades aislantes reduce el consumo anual en climatización del edificio, debido a las menores pérdidas de calor y a la reducción de las infiltraciones de aire. Los ahorros energéticos dependen enormemente del porcentaje de acristalamiento, de la orientación, las condiciones internas y externas, etc. pero pueden rondar un 20-40%. Además mejora notablemente el aislamiento acústico.